Sanidad presiona para que las autonomías endurezcan las medidas antes de un cierre total

El confinamiento domiciliario es el último cartucho al que recurrirá el Ministerio de Sanidad para controlar la pandemia de covid-19, que 10 meses después de su inicio ya va por su tercera oleada. Cuatro autonomías han pedido ya al Gobierno central que apruebe el cierre total, algo a lo que de momento se niega. El Ejecutivo de Pedro Sánchez exhorta a las autonomías a tomar medidas más drásticas que no necesariamente implican un confinamiento domiciliario, como por ejemplo restringir aún más la hostelería y la restauración o cerrarlos directamente, según explican fuentes del Gobierno a EL PERIÓDICO.

Seguir leyendo….