Un chute de optimismo en los CAP

«No le puedo pedir a mis pacientes que se vacunen si yo no me vacuno. Por eso voy a vacunarme», reconoce el enfermero Ángel Jurado desde el centro de atención primaria (CAP) Manso de Barcelona. Este CAP, junto al de Casernes i Passeig de Maragall, se incorporó el jueves a la campaña de vacunación de sanitarios de la primaria del Institut Català de la Salut (ICS), que había arrancado días antes, el lunes, en el centro de salud Montnegre. La campaña entre los sanitarios (a la que están llamados, en la primaria de Barcelona, unos 5.000) está siendo un «éxito», según las enfermeras desde el CAP Manso. Las que aquí vacunan son las mismas que lo hacen en las unidades móviles los colegios. 

Seguir leyendo….